El modelo económico de México

Los grandes problemas actuales que enfrenta México, no se deben a Trump, ni a Ford o General Motors que han cancelado sus inversiones en el país, ni a los gasolinazos, ni a otros problemas “de moda”… El verdadero causante es el Modelo económico que los gobernantes han adoptado para México.

Nos han convertido en una “economía de consumo” únicamente.

Han puesto como motor único de la economía a la inversión extranjera. A medida que han llegado estas empresas al país, se ha ido desmantelando la industria nacional, se ha abandonado el fructífero campo mexicano, el sector pesquero,  así como el mayor pilar de la economía mexicana: el petróleo y sus derivados.

Se ha buscado la mayor inversión extranjera posible a cualquier costo, ofreciendo mano de obra barata sin compromisos laborales, tierras para edificación de plantas productivas gratis, construcción de vías de comunicación para sus necesidades operativas sin costo para ellos, suministros de agua y electricidad casi gratis, la casi total bonificación de impuestos y beneficios fiscales sin precedente, con tal de que inviertan en el país.

Las empresas a lo largo de los años se han convertido en maquiladoras; traen todo, lo ensamblan aquí con mano de obra barata y se lo llevan, con las utilidades que les genera. No hay ningún lineamiento u obligación de usar productos nacionales.

El campo ha caído en el abandono, no hay incentivos ni apoyos para cultivar; la gente del campo tiene que migrar al país del norte para obtener sustento de sus familias en el mejor de los casos, a veces buscan trabajo fácil con la delincuencia organizada (como sicarios, como mulas, etc.) aunque el riesgo sea mayor; otras veces “rentan” sus tierras a narcotraficantes, a veces por voluntad, a veces obligados bajo amenaza. Gran parte de la poca producción de calidad se exporta, e importamos miles de toneladas de productos del campo extranjero, mientras el nacional permanece en el total abandono… absurdo no?

El petróleo y sus derivados, por décadas han sido el pilar de la economía; ahora se ha dejado de invertir en proyectos de extracción y refinación. Las refinerías nacionales, están en estado deprimente, medio produciendo cantidades mínimas. Resulta absurdo que Pemex, que llegó a ser el 6º productor de petróleo y sus derivados en el mundo, ahora tenga que importar el 60% de gasolinas para consumo interno entre otros productos. El verdadero negocio está en la refinación, más que la extracción.

Sí… somos el exportador número 1 de pantallas planas, de los principales en componentes para la industria aeronáutica, automóviles y otros productos importantes, pero no son empresas nacionales; se llevan sus productos con las utilidades generadas por los mismos, únicamente aprovechan la mano de obra barata y facilidades otorgadas.

Nuestros gobernantes están más preocupados por proteger los inmigrantes ilegales que salen en busca de mejores condiciones de vida en el vecino país, la mayoría de las veces su única oportunidad de subsistir, en lugar de preocuparse por buscar incentivos, condiciones y proyectos  necesarios para que estas personas no tengan la imperiosa necesidad de irse del país, que trabajen en su tierra, que no se vayan a tierras desconocidas a que los discriminen, los humillen, los traten como personas de tercera… y ahora en últimas fechas, les dicen que “se roban los empleos de los trabajadores locales”.

Podríamos escribir miles y miles de líneas hablando de este tema y sus graves problemas; pero por ahora, solo te queremos invitar a que te unas a la campaña “Todos unidos por México”, y agregues tu granito de arena promoviendo y consumiendo lo nacional: consume en mercados y tiendas locales, deja de consumir refrescos y bebidas embotelladas (que ya la mayoría son de empresas de EU), cambia tu dinero y utiliza servicios de esos pocos bancos nacionales que quedan, o bien de Sofomes o Sofipos (que la mayoría son nacionales), viaja a destinos nacionales, compra esas artesanías que casi siempre son hechas a mano, y muchas otras acciones que puedas realizar para fortalecer la industria y la economía nacional.

Consume todo lo nacional: “Lo hecho en México, está bien hecho”.

Y en el asunto de nuestros gobernantes, independiente del partido que defiendas, se sensato, analízalo detenidamente, y escoge la mejor opción que tu consideres correcta; pero que sea la mejor para que nos saquen del gran bache y rezago donde estamos metidos… Esa elección, si está en tus manos!!



¿QUIERES SABER MÁS?
Suscríbete a nuestro boletín para recibir más información útil sobre el sector financiero.
Mantenemos tus datos en privado. Puedes conocer nuestro AVISO DE PRIVACIDAD en www.dacompsc.com